Login
Buscar

¿Amamantando? Cinco Cosas Que Tiene Que Evitar

Posted on April 04, 2015 by Bebé Mercado | 0 comments

Tomar la decisión de amamantar es una de las mejores decisiones que usted puede tomar por su salud y la de bebé. Los beneficios son innumerables y van desde crear vínculos afectivos con bebé hasta proveerle los nutrientes y anticuerpos esenciales para el desarrollo de su sistema inmune.

Amamantar reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovarios para la madre. Ayuda a prevenir la depresión post-parto. Además provee momentos de intimidad necesarios para el sentido de seguridad de bebé. Un bebé amamantado desarrolla un sistema inmune más fuerte, combate mejor las infecciones y reduce la propensión a desarrollar obesidad cuando sea adulto. Pero debe tener cuidado. Tal y como sucede con el cordón umbilical, la lactancia transmite a bebé todo lo que resulte del estilo de vida de la madre. Vivir un estilo de vida saludable y equilibrado es fundamental para la salud de ambos. Mamá está viviendo un proceso de recuperación. Su cuerpo ha sido sometido a las mayores exigencias. Bebé no ha desarrollado aún su sistema inmune y depende enteramente de lo que sus padres puedan proveerle. Existen cientos de estudios que le dicen todo lo que debe hacer cuando amamanta. Pero existen también cosas que usted debe evitar durante este período también. Hoy le enumeramos cinco de ellas.

Alcohol

Los estudios sugieren que no existen niveles de alcohol en la leche materna que sean aceptables para la salud de bebé. Cuando usted toma alcohol, este pasa a su leche materna en concentraciones similares a las que se encuentran en su torrente sanguíneo. Bebé es expuesto a sólo una fracción del alcohol pero también le toma muchísimo mas tiempo metabolizarlo. Si bien es cierto algunas creencias folklóricas sugieren que el alcohol promueve la producción de leche materna, los estudios demuestran todo lo contrario. Las consecuencias para bebé por ser expuesto a elevados niveles de alcohol van desde cólicos severos hasta trastornos del sueño, alteración de su presión arterial y problemas del corazón.

El consumo de alcohol de forma esporádica y bien planeado se puede hacer, siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias. Evite amamantar a bebé durante las siguientes tres horas después de haber consumido una botella de cerveza, una copa de vino o una bebida de licor destilado que contenga onza y media de dicho licor. Trate de consumir la bebida inmediatamente después de amamantar para que la misma sea metabolizada durante el tiempo normal que transcurrirá entre tomas.

Extraer leche para desecharla después de ingerir alcohol no hará nada bueno por ninguno de los dos. Sin embargo, si usted va a brincarse una sesión de lactancia, extraer y desechar ayudara a estimular la producción de leche que será necesaria para deshacerse de la leche que contiene alcohol, además de evitar la sobre producción de leche y sus consecuencias.

Tabaco

Si usted es fumadora, con mas razón provea a bebé de leche materna. Estudios han demostrado que el consumo de leche materna ayuda a bebé a superar las complicaciones que le produce la exposición a las miles de sustancias toxicas que producen los cigarrillos. Recuerde que el humo pasivo queda en su casa, usted no lo nota, y provoca enormes daños a su bebé.  Si el tabaquismo es su catalizador de estrés, hágalo fuera de casa, inmediatamente después de amamantar. Lave profundamente sus manos, brazos, cara, cuello, y boca. Cambie sus prendas de vestir después de consumir el cigarrillo.Muchas de las 6000 sustancias se quedarán adheridas a su ropa y algunas son enormemente tóxicas para la piel de bebé.

Algunas de las complicaciones asociadas a bebés que viven en ambientes con humo de tabaco son: vómito, náusea, cólicos mas largos, infección de oídos, problemas respiratorios, neumonía, asma e irritación de ojos. El tabaquismo está relacionado con cientos de problemas de salud y está relacionado de forma directa o indirecta con millones de muertes anuales, incluidas las muertes por síndrome de muerte súbita del lactante.

Carne cruda o mal cocinada

La intoxicación alimentaria no se transmite a través de la leche materna. Sin embargo, tome en cuenta que si su intoxicación es fuerte, esto le impedirá amamantar a bebé y provocará algunos trastornos durante los días que le tome recuperarse. Si usted presenta vómito o diarrea las probabilidades de transmitirlo a bebé aumentan si no se practican medidas preventivas como un buen lavado de manos y el uso de cubre bocas. Cocine bien la carne. Evite comidas étnicas que contengan carnes crudas o semi crudas. Y si las va a consumir, asegurese que fueron tratadas con las mejores normas de manipulación de alimentos.

Pescado

El pescado es una excelente fuente de aceites esenciales omega 3, los cuales ayudan al desarrollo del cerebro y ojos de bebé. Es uno de los alimentos mas saludables que existen. Alto en proteína y vitamina D, bajo en grasa, delicioso. Sin embargo debe tener cuidado con la cantidad que consume por semana durante su embarazo y posteriormente durante el período de lactancia. No exceda las 12 onzas (tres raciones) por semana. Existen contaminantes como el mercurio que pueden ser perjudiciales para el desarrollo de bebé. El mercurio está en todas partes. Hasta en el aire que respiramos. Los peces lo absorben del agua en la que nadan. Una vez que el mercurio entra en sus torrentes, se adhiere a sus fibras musculares y permanece ahí aun después de cocinarlo. El mercurio es neurotóxico por lo que puede afectar el desarrollo del cerebro de bebé. Especialmente durante el embarazo y época de lactancia.

Así que aproveche los enormes beneficios del pescado pero tenga cuidado de no consumirlo en grandes cantidades. La FDA (Administración Estadounidense de Alimentos y Drogas, por sus siglas en inglés) recomienda consumir pescado bajo en mercurio como el atún (en lata), tilapia, salmón, bacalao y bagre.

Cafeína

La cafeína existe naturalmente en muchos alimentos como el café, el chocolate y el té. Pero también es adicionada a cientas de bebidas energizantes, gaseosas, jarabes y medicamentos. Solo el 1% de la cafeína ingerida llega a la leche materna. Así que si usted es “cafetera”, le tenemos buenas noticias. Tomar de 2 a 3 tazas al día no producirá mayores efectos a bebé. Estudios recomiendan mantener el consumo de cafeína por debajo de los 300mg por dia. Eso es de 2 a 3 tazas de 8 onzas. Pero mucho cuidado. Si usted no pone atención a las bebidas que ingiere durante el dia aparte de su café, podría estar consumiendo una dosis peligrosa para bebé. La cafeína viene oculta en cientos de productos por lo que le recomendamos leer las etiquetas antes de consumir bebidas embotelladas. Molestias, insomnio, incomodidad, alteraciones en el peso, temblor de manos y otros son algunos de los efectos que pueden presentarse en bebés expuestos a altas dosis de cafeína.

La lactancia es una de las etapas mas hermosas para una madre. Usted sabe que le esta dando a su bebé el mejor comienzo para su vida. Esos pequeños ratos compartiendo a solas les forma ese vinculo que nunca podrá romperse. Pero sea siempre cuidadosa a la hora de consumir alimentos. Recuerde que al amamantarlo, usted también le está transmitiendo a bebé un pedacito de su estilo de vida, su alimentación, sus dichas y sus preocupaciones.

Recuerde siempre acompañarse de su ginecólogo, pediatra y médico de cabecera para que juntos valoren la dieta, consejos y métodos para amamantar.

 

**Nada sustituye el criterio y las instrucciones de su médico y el de su bebé**

 

 

Previous

Comments

 

Leave a reply

Clíck aquí para ir arriba